Introducción histórica al Derecho del Trabajo

Introducción histórica al Derecho del Trabajo

¿Cuál es la razón por la cual es conveniente examinar el nacimiento y la evolución de las instituciones jurídico-laborales? Aristóteles contesta: porque “observando el desarrollo de las cosas desde su origen se obtendrá, en esta cuestión, como en las demás, la visión más clara”.[1] La justificación del estudio histórico de una realidad no es otra que la tesis –presente en el pensamiento clásico, pero no por ello ajena al moderno– según la cual algo se conoce tanto mejor cuando se conoce no sólo como es ahora sino como ha llegado hasta su configuración actual. De acuerdo con esta idea, no es posible una comprensión exhaustiva de la actual realidad social, política, cultural o científica sin un conocimiento profundo de los procesos de formación que la han llevado a ser lo que es en el momento presente. Si bien es cierto que podríamos prescindir del pasado, no lo es menos que perderíamos esa referencia fundamental a las raíces de la situación presente. Ya lo decía Cicerón en el famoso texto citado como acápite de este trabajo: la historia es “maestra de la vida”, es el encuentro con el mundo que ya no es pero que todavía es capaz de proyectar sobre el presente su potente influencia.

[1] ARISTÓTELES, Política, I, 1, 1252 a 25.

Descargar el documento en Word